Desnudez con parientes

Anécdotas sobre el nudismo y naturismo: Desnudez con parientes

Glenda (9/03/2021)

Soy de ecuador y acá la cosa es super distinta. La gente interpreta la desnudez con sexo y es muy conservadora. Bueno, la cuestión es que yo desde que tengo memoria me ha gustado empelotarme. Cuando era adolescente pasaba en casa cuando me quedaba solo siempre desnudo. Luego cuando tuve a mi novia (que luego sería mi esposa), le dije que a mí me encantaba andar desnudo. Ella no lo tomó mal pero no le gustaba que anduviera desnudo delante de otras personas. Cabe acotar que mi esposa no es que sea nudista pero no se hace lío con la desnudez y a nuestros tres hijos los hemos criado con esa filosofía de mostrarnos desnudos tanto ella como yo (tenemos tres hijos, dos varones de 16 y 11 y una nena de 7). El punto es que siempre, sobre todo en días de calor que en mi ciudad es casi siempre, ando desnudo, hasta que un día vino una sobrina de mi esposa a pasar vacaciones en casa. Me dije: “Se me fregó esto de andar empelotado”. Hablé con mi esposa y le dije que yo deseaba estar en mi casa así, por lo que le hablo a la sobrina para que a partir de las 22:00 horas no bajara por que yo iba a estar desnudo en la planta baja de la casa.

Pasó esas vacaciones y ese mismo año empezó a venir cada fin de semana y chuzos que me cortaba por que yo quería estar en toda mi casa así y tenía que estar poniéndome un short (pantaloneta corta) para subir. Como ya la chica había cumplido la mayoría de edad (esa era una de las razones, cierto que me olvidé decir, por la que no me iba a mostrar desnudo delante de ella) decidí hablarle a pesar que mi esposa se oponía. Le dije un día: “Mija, ¿tú te haces problema con la desnudez?”. A lo que ella me respondía bien fresca: “Mira, si tu quieres y sé que te gusta andar desnudo, es tu casa y yo no debo cortarte eso. Anda desnudo, no tengo ningún problema…”. Mi esposa la llamé y le dijimos, aunque no le pareció en ese momento. Ahí paso en la noche, yo estaba abajo desnudo en lo mío y a lo que subí, me la choqué en el pasillo. Ella estaba saliendo del baño, estaba en interiores y yo en traje de Adán. Se cortó un poco, pero le dije que no tenga vergüenza. Se relajó y conversamos así, yo totalmente desnudo y ella en ropa interior… En verdad se siente algo relajador y tranquilizador poder compartir la desnudez con otras personas que no sean de tu círculo familiar… Más luego les contare más anécdotas… ¡Suerte y viva el nudismo!