Caso Canteras 2012

Yo estuve allí: Caso Canteras 2012

Julián (27/05/2012)

Hola amigos nudistas de toda España. Os cuento resumidamente el “Caso Canteras 2012” desde mi punto de vista. Ayer viernes 25 de mayo de 2012 acudimos Rafa y yo a la playa de “Las Canteras” de Las Palmas de Gran Canaria, tal y como venimos haciéndolo habitualmente desde hace tiempo, desnudos y sin problemas. En esta ocasión una mujer nos insultó y amenazó, contrastando ridículamente con la tranquilidad de la inmensa mayoría de bañistas que estaban a nuestro alrededor en pacífica convivencia con nosotros. Al rato aparecieron cinco agentes de la Policia Nacional como si se tratara de una redada preparada contra peligrosos contrabandistas. Los agentes armados se dirigieron ostentosamente a los pacíficos y desarmados bañistas desnudos para informarnos de que el nudismo está prohibido y que debíamos vestirnos. Les dijimos que están muy mal informados pues la LEGISLACIÓN no prohíbe el nudismo en ninguna playa española. De modo que no podían darnos esa denigrante y caprichosa orden sin respaldo legal, y continuamos tomando el sol desnudos tumbados en la toalla y dándonos baños de mar sin ropa, como “DIOS” nos trajo al mundo. Estos agentes, visiblemente enfadados y contrariados, nos amenazaron con detenernos si no nos vestíamos. Yo les advertí de que eso sería una DETENCIÓN ILEGAL. Los agentes comunicaron con sus Jefes y yo pude escuchar como les indicaban por radio que solo procedieran a identificarnos. Inmediatamente yo les entregué mi DNI y avisé a Rafa (que estaba en el agua) de que nos pedían la identificación. Pero Rafa no la tenía encima y tuvo que ir a su casa (60 metros) a buscar el DNI. Una vez identificado, me dejaron estar desnudo en la playa y todos los agentes se dispusieron a escoltar a Rafa a su casa. Previamente pedí a dos de los agentes que identificaran a la única persona que había cometido un delito / falta: se trataba de la mujer que nos insultó y amenazó. Los agentes me dijeron que sí, pero que yo tendría que ir a la Comisaría a poner la denuncia y acepté ese procedimiento. Todos los agentes marcharon con Rafa para identificarlo y me quedé desnudo en la playa acompañado de simpatizantes que mantuvieron conmigo una larga y amena conversación. Despues de unos 40 minutos me quedé extrañado de que Rafa no regresara, se supone que fue a buscar su DNI para mostrarlo a los agentes. Fui a su casa y no estaba. Decidí ir a la Comisaría para poner la denuncia a la mujer identificada. Pero los agentes me dijeron que eso no era posible porque no habían identificado a la mujer, y que además mi amigo estaba detenido, que yo no podía verlo ni conocer la imputación. Estaba claro que los agentes estaban contra el nudismo y no contra quienes amenazan a los nudistas, de modo que les dije que quiero poner una denuncia a los agentes que detuvieron a Rafa. Me dieron un sermón contra el nudismo y se pusieron muy agresivos conmigo (gastaron muchas energias en intentar convencerme a gritos de que el nudismo estaba prohibido y que era una falta de respeto a los demás). Se negaron a tramitar mi denuncia y decidí ir a ponerla en el Juzgado de Guardia. Una vez puesta mi denuncia contra los agentes por presunta DETENCIÓN ILEGAL (y por negligencia pues no quisieron identificar a los verdaderos alborotadores), fui a la casa de Rafa para contarle todo a su familia. Luego me enteré de que los cinco agentes agredieron a Rafa sorpresivamente justo al entrar en su portal, cuando Rafa solo quería ir a por su DNI para mostrárselo. Hay testigos porque los vecinos abrieron sus puertas cuando escucharon los gritos de socorro de Rafa y se encontraron una desproporcionada montaña de Policías encima de él. Los padres de Rafa también son testigos porque justo llegaron de un paseo cuando se encontraron con un Agente de la Policia Nacional custodiando la puerta del portal para que no entrara nadie. Hoy sábado por la mañana acudí al Juzgado de Guardia y me encontré a sus padres esperando. Estaban tomando declaración a Rafa y conseguí hablar con la abogada que le habían asignado. Me enteré que le imputaban delito de “Atentado” y tuve la sensación de estar en un país tercermundista. Yo siempre había confiado en la profesionalidad de los Policías Españoles, pero este caso me estaba desmoronando mi confianza, espero que éste solo sea la excepción que confirme la regla de que estamos en un Estado de Derecho. La abogada me explicó que pedían pocos años de carcel y por suerte no tiene antecedentes. Entregué a la abogada copia de mi denuncia contra los agentes y le dije que no debería caerle ni un solo día a Rafa, y que los agentes han cometido un gravísimo error que deben pagar. Por fín dejaron libre a Rafa con una citación de Juicio para el próximo dia 18. Rafa me contó las vejaciones, insultos, golpes e incluso tortura psicológica pues le llamaron exhibicionista, maricón, follaniños, etc. Mantuve en todo momento informado a Ismael, quien me indicó que tendremos su apoyo y el de la FEN. Ismael me dijo también que llevara a Rafa inmediatamente a urgencias para disponer de un informe de lesiones, que finalmente dio como resultado “PoliContusiones” (yo no sabía que había una denominación especial para las contusiones provocadas por la PoliCía) afortunadamente Rafa es fuerte y está preparado para la guerra, lo superará. Rafa tiene los huesos de acero y no consiguieron romperle ninguno, incluso uno de los agentes acabó con un esguince en un dedo y ahora pretende usarlo como prueba del delito de ATENTADO ¡¡¡ Manda huevos !!!. Yo creo que el siguiente paso es que Rafa ponga la denuncia por “Acoso Moral” de estos agentes contra el nudismo y contra los nudistas, esto será mañana porque está descansando ya que no pudo dormir en la celda. Aprovecho para recomendar a todos los nudistas que en caso de verse en una situción similar eviten quedarse a solas con los agentes de la Policía Nacional, y si es inevitable que pidan auxilio a la Guardia Civil.

Puedes escuchar los hechos relatados por Rafa y por Julián en artículos de El Diario y El Mundo.

Julián, el autor de esta crónica lleva años tomando el sol y bañándose desnudo en la playa de Las Canteras, en Las Palmas. Aquí puedes leer otro de sus relatos. El conflicto viene de largo, cuando se aprobó una ordenanza municipal que prohíbe el nudismo en las playas de la capital de Gran Canaria. Contra dicha ordenanza se pronunció el Diputado del Común, institución equivalente al Defensor del Pueblo en la Comunidad Autónoma de las Islas Canarias, pero el Ayuntamiento de las Palmas no la ha retirado hasta la fecha.