II Encuentro Familiar del Sur de Europa en Arnaoutchot 2011

Yo estuve allí: II Encuentro Familiar del Sur de Europa en Arnaoutchot 2011

Joan y Rosa (04/09/2011)

Ganas había de que llegase el día, ¡equipaje a punto y pasar la frontera hacia Francia!

Domingo soleado en Euskadi, a gusto recorremos la carretera sin prisas pasando por los pueblos de la costa francesa, tranquis parando donde algo parece interesar o llama la atención y no perder la costumbre de convertir un viaje de hora y media en uno de cuatro, je, je. San Jean, Bayona, Capbreton, León, etc. Por fin Vielle Saint Girons, donde está bien indicado el camino del camping naturista Arnaoutchout.

Estando a unos kilómetros de la costa es curioso observar como hay arena en la cuneta, en el bosque, en los campos,… Arena por todo. Al poco llegamos a la entrada del centro nudista. En recepción nos atienden unas chicas muy amables, aunque al final nos entendemos con una que es la que habla en un idioma común, y sí, nos tienen “controlados”. Pagamos el resto que faltaba, pues ya habíamos realizado parte del pago con transferencia, y ya está. Tenemos las llaves, programa y una guapa empleada nos acompaña hasta el bungalow que tenemos reservado. Una vez instalados nos ponemos en “traje de faena” y a la piscina. De camino nos encontramos con Ismael y Mick, saludos y buenos deseos para el encuentro.

La piscina esta bien sin más, son dos piscinas pequeñas juntas y en medio otra redonda con jacuzzi, con tumbonas alrededor, mola también la piscina cubierta donde cada día hay actividad de aqua-gym… Mola mazo el tobogán desde el cual el Joan se tira una vez, otra, otra, así un día y otro. En fin dejamos el capitulo piscina.

La misma tarde, ¡caras conocidas! ¡Hey!, ¡abrazos y besos! Los Rigranda de Anapa, Johnny y Vivi del CCN, Manel, Pili, Suka, Rafa y Gloria de la FEN y más. Le presento a Joan los que él no conocía.

A las 8 tenemos el cóctel de bienvenida, pero antes tenemos unas cálidas palabras por parte del propietario del centro nudista-naturista deseándonos una feliz estancia en Arnaoutchot. Del cóctel no hay palabras, no faltó de nada y creo que nadie de los asistentes tuvo necesidad de cenar después, je, je.

El lugar tiene de todo, con actividades de todo tipo para peques y grandes. Nosotros nos apuntamos al curso de masaje impartido por Manel y que, realizado en 3 veces/días, resultó de lo más ameno e interesante. Desde aquí nuestra felicitación a Manel (presi de los Amics del Torn y Vocal Fen).

La playa es de un “guapo subido”, cada día distinto, un día el mar movido, otro quieto como una piscina, el agua superlimpia y clarísima, hay espacio, mucho espacio y, como el acceso es desde el camping, ¡¡ 100 x 100 nudista !!

El martes a las 12:30 hay una convocatoria para la foto de grupo en la playa (fotos que serán usadas por las Federaciones Naturistas) y en la que los participantes además recibimos una camiseta de regalo con motivo del 30 aniversario de la Federación. Esto merece otro capítulo aparte pues de primeras éramos cerca de un centenar de personas… y que poco a poco iba aumentando,… ¿dos centenares? Aún seguían acudiendo más personas, y más, creo que rebasamos los 300. Dirigir al grupo se ponía difícil, aunque las buenas artes de los directivos de la FEN hicieron que todo fuese encarrilándose y nuestro “Johnny Spencer” pudiera empezar su labor para la cual se encaramó al puesto de los socorristas con ellos detrás, ¡al agua! ¡Fuera del agua! ¡Saludos,… la ola! ¡El numeroso grupo mirando al fotógrafo y sin que él lo supiera uno de los socorristas que estaba detrás suyo en la torre levanta los brazos y los de abajo le seguimos,… brazos a la derecha,… le seguimos, a la izquierda,… le seguimos ¡¡¡ todo el grupo coordinado !!! El Johnny Spencer clicando y clicando sin entender, pues él no veía lo que hacía el tipo detrás suyo, je, je. Muy guapo lo vivido. Los días posteriores se notaba una complicidad entre el personal que llevaba la misma camiseta, daba igual si eran franceses, alemanes u holandeses…

Otro capítulo son las puestas de sol en este lugar y suelen convocar a mucha gente: videos, fotos,… Cada puesta es distinta y hermosa, un espectáculo inigualable.

El bosque de pinos altísimos y en el cual las ardillas van y vienen, suben y bajan de rama en rama, calma y tranquilidad para pasear y seguir conectado con el espacio natural.

Excursiones hay para todos los gustos, fuera del centro el carril bici llega hasta el camping, cerca está el lago de León desde el cual hay varias opciones: excursiones varias en barca, paseos alrededor, ir de picnic (pues hay mesas para el tema), mercado semanal en León con productos típicos de la zona, etc.

Los días transcurren entre piscina, paseos, playa y mucho relax.

El viernes toca despedirnos, envidia sana de los compis que se quedan hasta el domingo disfrutando del lugar.

Un privilegio asistir a estas convivencias nudistas-naturistas auspiciadas por la Federación Naturista Española desde la cual hemos tenido el placer de conocer a bellísimas personas y compañeros del resto del estado.

Para no hacernos pesados, dejamos un montón de buenas historias en el tintero.