Crónica de la marcha ciclonudista de Madrid

Yo estuve allí: Crónica de la marcha ciclonudista de Madrid

Andrés (13/06/2011)

La climatología nos acompañó y disfrutamos de un bonito día, con calor, pero sin ser agobiante.

Esta vez, como tenían vallado y protegido todo el frontal del Palacete del Califa, nos fuimos reuniendo enfrente, en la mediana central del Paseo del Prado, por cierto, bastante más agradable con sus zonas verdes.

Había bastante bullicio, ya se vislumbraba que iba a haber una buena participación. El ambiente era muy agradable, a pesar de que, como siempre, había bastantes reporteros, cámara y micrófono en mano. Pero no incordiaban ni molestaban porque en esos momentos aún todos estamos con nuestras ropas.

Cuando se dio el aviso, nos pusimos todos en marcha hacia unas calles por detrás del palacete para desnudarnos tranquilamente (fue divertido, con la música de Joe Cocker sonando), fuera de la vista de todos los que se habían situado a nuestro alrededor en Cibeles.

Y desde ahí partimos de nuevo hacia Cibeles, esta vez ya sin ropa, grandes aplausos del público, doble vuelta a la fuente deteniendo el tráfico y camino hacia Neptuno. Aquí alguien no pudo reprimirse y exclamó un sentido “Aleeeeeeeeeti” ante la cómplice mirada del dios del mar, cómo son algunos…..

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Subida de nuevo a Cibeles y giro hacia Gran Vía. Esta vez, por cierto, no tuvimos en ningún momento acompañamiento policial, no les vimos el pelo en todo nuestro paseo, debían estar ocupados pegando a los del 15- M………

En la Gran Vía, como siempre, se viven los mejores momentos, al ser un grupo grande vamos ocupando toda la calzada de subida, y por tanto cortando el tráfico, ante la atónita mirada de todos los peatones y vehículos de la otra calzada.

Algunos llevaban pistolas de agua e iban “disparando” simpáticamente a todos aquellos que se acercaban al bordillo para hacer fotos de manera compulsiva.

Varias veces nos detuvimos, y de manera conjunta nos agachábamos y compenetradamente nos levantabamos todos con las bicis en alto y gritando consignas. Fue muy divertido.

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Cuando llegamos a Plaza España giramos a la izquierda y más abajo otra vez, para tomar Bailén y entrar en la Plaza de Oriente. Foto de rigor con gran morbo: en pelotas delante de una de las muchas propiedades borbónicas.

Aquí, otras veces suele disgregarse ya la marcha, pero en esta ocasión, se continuó hacia la Plaza de la Villa, para mostrar nuestro apoyo y aliento al otro acto importante que concurría en la jornada del sábado, los compañeros del 15-M que se concentraban en protesta pacífica ante los ayuntamientos de toda España donde tomaban posesión las nuevas corporaciones con concejales imputados.

Después de unos quince minutos allí y unos cuantos gritos, fue cuando le surgieron a la cabeza de la manifestación ciertas dudas de si tirar ya hacia el Parque de la Cornisa, que es donde este año finalizaba la marcha, o dar otra vueltecita más. Yo creo que la sensación que nos inundaba a muchos de nosotros es que se nos había hecho corto, que molaba demasiado ese momento como para terminarlo ya. Así que la cabecera acertadamente tiró para adelante y a través de callejuelas nos presentamos en Opera, ante la estupefacción ciudadana. Fotos de rigor y subimos hacia la Plaza de Santo Domingo. De ahí a la Gran Vía de nuevo para ahora tomarla en el sentido contrario, y así poder pillar moreno guay por los dos lados.

Plaza de Callao, qué placer hacerle un corte de mangas en pelotas al Corte Inglés……….

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Seguimos bajando toda la Gran Vía y volvemos a pasar por Cibeles, Paseo del Prado, Neptuno (Aleeeeeti), y llegamos a Atocha. Giramos a derecha y tomamos Ronda de Atocha, saludamos y nos saludan entusiastamente los ciudadanos/as que esperan para entrar en el Museo Reina Sofía.

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Situación curiosa, varios ciclonudistas sedientos paran su vehículo y entran a saco en una tienda de chinos a comprar botellas de agua (a fecha de hoy no sabemos si sobrevivieron al susto los chinos, o si sirvió para que esa noche lo pasaran mejor de lo habitual y tengamos un chinito mas dentro de unos meses). Glorieta Embajadores y subida por Ronda de Toledo hacia la Puerta de Toledo. Aclamación popular a nuestro paso por las zonas del Rastro.

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Y ya llegamos a la Gran Vía de San Francisco, donde a mano izquierda está el Parque de la Cornisa, final de la ruta turística. Nuevo asalto a otra tienda de chinos……….

Y tomamos el Parque, por un día se convierte en una campa nudista, la gente se sienta en el césped a descansar, beber, comer, todos en pelotas, una gran imagen especialmente para los que quieren cargárselo y hacer allí un mini-vaticano.

Y desde aquí un saludo a Carmelo y a Puri (al final os perdí de vista), y a Paco, que compartieron junto a Laura y a mí este divertido día.

Y por supuesto, ante todo, mi más profundo agradecimiento al equipo de logística, José María y Esther, que nos esperaron pacientemente con unas birras fresquísimas a nuestra llegada al parque.

“MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA” ,”MADRID Y EN BOLAS, ASÍ SÍ QUE MOLA”

Andrés, el autor de esta crónica y las otras personas que menciona, son socios de AANUMA, una asociación de nudistas madrileños que siempre anima a participar en la marcha ciclonudista de Madrid.