Cronica nudista de “Cantando Desnudos”

Yo estuve allí: Crónica nudista de “Cantando Desnudos”

Julián (16/03/2008)

Treinta minutos antes de empezar la función ya estábamos desnudos y esperando a que las butacas fueran despejadas de la función anterior. Calculo que éramos casi cien personas nudistas y menos de cincuenta personas vestidas. Mientras tanto éramos acosados por cámaras de televisión, micrófonos y fotos en el Hall del teatro. Afortunadamente no faltaban voluntarios para darles palique mientras los más tímidos se mantenían en la retaguardia. Yo no me escondí pero tampoco me acerqué a los micrófonos no sea que meta la pata o me vean mis jefes en la tele y luego la tomen conmigo, ya que son muy conservadores.

Nos sentamos en las butacas mientras la televisión seguía acosándonos desde el palco. Pudiera parecer que eso me molestaba pero no es así. En el fondo eso sirve para dar a conocer el nudismo y despertar el interés de los pre-nudistas que aún se encuentran en estado larvario, jejeje, confio que la invasión nudista llegue algun día (por supuesto lo de invasión es broma, pero sí que espero que el nudismo sea tan normal como el topless algun día).

Se abre el telón y los actores tapándose con un sombrero hacen su presentación. Agradecen que el público se solidarice con ellos. Se cierra el telón y los periodistas son desalojados del palco, ya que por lo visto eso de la prohibición de las cámaras era para proteger los derechos de autor y no nuestra imagen e intimidad, tengo que decir que yo no considero mi desnudez como parte de mi intimidad pero respeto que otros sí lo consideren. Además tampoco me gustaría que se usara mi imagen en artículos que ataquen al nudismo.

Nuesta vicepresidenta celebra la marcha de los medios y anima a los tímidos para que se relajen y se sientan como en casa. Yo particularmente me sentí cómodo desde el principio hasta el final.

Se vuelve a abrir el telón y comienza la función. Los actores se muestran desnudos con total naturalidad desde el principio lo que me hace identificarme con ellos. Interpretan diferentes escenas, en la mayoría se muestran naturales y en otras ironizan sobre los tabúes, verguenzas, miedo a la erección descontrolada, espanto por no tener un cuerpo 10, miedo a parecer gay, etc. Creo que casi todas las escenas sintonizaban perfectamente con la ideología nudista.

Este musical se hizo desde la perspectiva del humor y consiguió la risa de los nudistas, lo que demuestra que sintonizaron con nosotros.

Durante la función hubo un pequeño susto. Un nudista de la primera fila detectó cierto olor a quemado. Intentó deducir el lugar de procedencia de ese olor y saltó de su butaca como un muelle avalanzándose hacia el escenario para descubrir uno de los focos que estaba cubierto por el telón. una humareda salió del telón delatando lo que pudo ser y no fué, afortunadamente, o sea la posible interrupción de la función durante unos minutos o, quien sabe, puede que más. Los actores pudieron continuar sin interrupciones. Por lo visto el telón había alcanzado la temperatura de sublimación, inflamación y también la de combustión pero no tuvo tiempo de alcanzar la temperatura de ignición ni la de deflagración. Se podría decir que los nudistas salvaron el espectáculo… y la cortina… y puede que que algo más.

Me gusta mucho ver los informativos de diferentes canales y he podido ver, que la noticia junto con las imágenes de los nudistas sentándose en la butacas, ha salido repetidamente todo el sábado en CNN+ y en 24H-TVE.

Otro detalle más, conseguí el autógrafo de uno de los actores, Rafa, jejeje.

Sólo me gustaría añadir que espero que se repita este tipo de actos nudistas, con público mixto y con entrada gratis para los nudistas. Y cuando deje de ser noticia, seguramente será porque hemos conseguido que el nudismo se vea natural y tolerable. Sobre todo me gustaría que se hicieran kedadas en las playas, el campo, ríos, parques, lagos, piscinas, etc, donde se pueda disfrutar de baños de sol y/o de agua.

Saludos denu2, lo+natural. Julián.