La primera vez: Jorge

Relatos del primer contacto con el nudismo / naturismo

Jorge (16/07/2016)

Tengo 35 años y si os digo la verdad, sólo he practicado el nudismo tres veces (y esas tres veces fueron hace muy poco).

La verdad es que siempre me ha atraído la idea de hacer nudismo. En Cádiz, de donde soy, es muy típico que se practique, pero nunca me había animado. Sí, soy (o era), un gordito lleno de complejos al que le avergonzaba incluso hacer las cosas solo). Pero un día, en el que me animé a ir a una de las fantásticas calas de Roche, me envalentoné y me quité el bañador. ¡Zasca! Cuando me quise dar cuenta, yo, el que nunca se había quitado ni la camiseta delante de cualquiera, me había despojado del bañador y para mi sorpresa, nadie miraba.

Años de prejuicios, de vergüenzas, de querer y no poder, y todo se había esfumado en un momento. Nadie te mira. Nadie se preocupa de cómo eres. Bueno, esto es un poco mentira. Si me miraron. Si mal no recuerdo, en la cala había tanto hombres como mujeres desnudos. Jóvenes y viejos. Guapos y feos. Pero una pareja de nudistas si me miraba, sobre todo ella. Fue una mirada casi esquiva, sin importancia, pero a mí se me clavó y la recordaré hasta que me quede sin memoria. ¿Por qué?, diréis. Pues muy fácil. No se si los demás se dieron cuenta, pero esta pareja en particular se percató desde que llegué que era mi primera vez, y la mirada y, sobre todo su sonrisa de aprobación fue, quizás, lo mejor del día.

Podría describir el placer que sentí al tomar el sol completamente desnudo. O la sensación tan placentera que tuve al bañarme sin un bañador, tal como había imaginado durante tanto tiempo. Pero lo único que puedo aportar de esa experiencia es que repetí, y no sólo una vez, sino otra, (y las que sé que volveré a repetir).

Sé que no siempre será esta mi opción, (los traumas de uno en uno), pero si me dais a elegir, esta es mi opción entre todas.

Podría animaros a todos a hacer nudismo, pero sé, por propia experiencia, que al principio no es nada fácil. Eso sí, lo único que garantizo es que si alguna vez sois tan valientes de hacerlo, repetiréis. Yo me he vuelto un adicto. Y con un poco de suerte, mañana nos cruzaremos. Y si sois primerizos como alguna vez lo fuimos los demás, os garantizo que, si os miro, será para, con respeto y aprobación, regalaros mi mayor sonrisa como hicieron conmigo.


Siguiente: Luis (08/04/2016)