La primera vez: María José

Relatos del primer contacto con el nudismo / naturismo

María José (20/08/2012)

Soy una mujer de cuarenta y cuatro años. Veraneo en una playa donde nadie hace ni siquiera topless y esta es mi experiencia. Hace unos años compramos una casa en Almería y empezamos a ir. A Cabo de Gata fuimos el año pasado, en septiembre, y de repente nos dimos cuenta que casi todo el mundo estaba haciendo nudismo. Al principio sentí un poco de vergüenza, supongo que son los perjuicios de nuestra educación. Allí la mayoría de las mujeres hacen topless y yo empecé poco a poco, quitándome la parte de arriba, y este año ya solo me pongo la parte de abajo. Hace unos días estuvimos en la playa y llegaron dos chicas y se desnudaron. Poco después llegó otra pareja y el chico se quitó el bañador. La chica se dejó la parte de abajo y mi marido empezó a decirme: Quítate la parte de abajo y quédate desnuda. Yo no me creía que me lo decía de verdad y, de repente, le dijo a mi hijo de siete años: Dile a mamá que se quite la parte de abajo. Total, que con la tontería, me la quité y me quedé tumbada en la toalla tomando el sol. De repente dice mi marido: Vente a bañarte. Si te da vergüenza, yo te acompaño. Y fue la primera vez que me desnudaba en público. Me sentí fenomenal y como en libertad. Estoy deseando repetir. Al rato, la chica de al lado se quitó también el bañador y otro chico, que también estaba con pareja, se lo quitó también. Creo que en un ambiente adecuado y respetuoso te sientes relajado y se te olvidan los perjuicios y eso hace que puedas disfrutar de una experiencia nueva en tu vida.