Anécdotas de "La primera vez"


Patxi (15/03/2004)

Hola a tod@s

Me llamo Patxi, y siempre nadaba sin traje de baño, me lo metía por la cabeza y nadaba desnudo. Hasta que un día que iba solo, me decidí a quitarme la parte de abajo. Bueno lo mismo que a todos, al principio pensaba que todo el mundo me estaba mirando, y no me atrevía a moverme. Luego alguien me llama... mi asesor financiero, que estaba desnudo también, y yo no sabía cómo comportarme. Otro día me encontré con una antigua compañera de clase, y hablabamos como si nada, aunque me emocioné un poco y ella dijo que era normal si no estaba acostumbrado. Lo peor fue que me metí en una zona de homosexuales, y me tiraron los tejos... no me sentí cómodo. Entendí totalmente a las chicas cuando las miramos... ahora siempre me pongo en un sitio que haya alguna chica, para asegurarme, o me voy con una amiga.

Un saludo muy nudista.


Unai (11/04/2004)

Hola a todos/as

Quiero contaros la primera vez que hice nudismo. Fue en Lanzarote (en las Playas de Papagayo, muy bonitas y recomendables, por cierto). Tenía unos 33 años y viajé sólo. Debo deciros que me encanta la playa y todas las actividades al aire libre, en general. Bueno, ese día, llegué en barco a la playa y me instalé. A mi alrededor había bastante gente desnuda y algunos en bañador, los menos. Yo, con traje de baño, pero pensando en la posibilidad de quitármelo y disfrutar de ese día sin él y experimentar el nudismo. Lo híce sin gran esfuerzo.

Me animé porque estaba sólo y nadie me conocía. La verdad, algo excitado, pero me fui al agua y me di un chapuzón que me sentó muy bien. Debo deciros que es un placer estar desnudo en el agua, notar como te rompen las olas en todo tu cuerpo y nadar libremente. Al final, contento, pasé un buen día. Me sentí tan a gusto que repetí otro día antes de volver a casa.

En ese viaje me estrené pero después he repetido con amigos en playas más cercanas. Os diré que la excitación del primer día se va pasando en la medida que lo practicas. En cambio, el placer y bienestar que sientes contigo mismo y la naturaleza aumenta. Por eso, hoy en día lo pongo en práctica siempre que puedo. Y es bastante, por cierto.

Aquí en Bilbao, os recomiendo la PLAYA DE AZKORRI, en Getxo. Cercanas a Bilbao, tenemos, ya en Cantabria, PLAYA DE SONABIA en Oriñon y PLAYA DE SAN JULIAN en Liendo. Esta playa es pequeña, resguardada, se va en coche. Aún no siendo nudista, se puede hacer. Yo lo he hecho en Junio y Septiembre, en días con poca gente. Invita a ello. Yo, voy mucho por ese motivo. A veces he estado con 2 ó 3 personas, solamente. Me siento como en una cala de Menorca o cualquier otra isla.

Otras playas nudistas que hay cerca de Santander: Antes de llegar, está la PLAYA DE LA ARENA (muy maja) y PLAYA DE LANGRE (bastante grande y buen ambiente). Pasando Santander, están PLAYA DE ARNIA, ANCHIA Y SOMOCUEVAS (Para mí la mejor, resguardada y ambiente sano. Me recuerda algo a Cala Macarelleta, en Menorca).

Bueno, esta es una miniguía de algunas playas que tengo cerca de mi entorno y donde puede practicar el nudismo. Llevo varios años haciéndolo y me gusta mucho. Además te ayuda a superar complejos. Cuando estás desnudo en una playa te sientes TÚ. Yo, he visto gente conocida del trabajo, por ejemplo, y no ha pasado nada. Nos hemos saludado cordialmente y ya está. Además, por mi trabajo, prefiero que me vean desnudo en una playa antes que como paciente o víctima de un accidente en el hospital. No os parece?. Bueno, espero que mi experiencia os sirva para quitaros perjuicios y os anime a practicar el nudismo. Además si os gusta el mar, la playa, el sol, la naturaleza, os vais a sentir muy en armonía con ella. Agur y un saludo para todo/as.


Alvaro (04/06/2004)

Hola, soy Álvaro y desde siempre me ha apetecido estar desnudo aunque por mucho tiempo nunca pasé de ahí, salvo cuando me quedaba solo en casa. Hace pocos años estaba en el campo un día de mucho calor y me desnudé, recuerdo que fue muy agradable dar un paseo por el bosque sintiendo el aire y el sol por todo el cuerpo.

Al siguiente año probé a dar un paseo en bici desnudo. La sensación de libertad y notar el viento yendo a una cierta velocidad y en plena naturaleza es única y me gustó tanto que he repetido bastantes veces, y gracias a que conozco muy bien los alrededores de Madrid y también su sierra he podido acercarme a lugares en los que poder hacer unos cuantos kilómetros por zonas poco frecuentadas por senderistas u otros ciclistas.

Siempre lo había hecho en plan solitario, con el estrés de estar pendiente de que nadie me viera y corriendo a vestirme en cuanto sentía que alguien se acercaba, hasta que en Internet encontré que había lugares para el nudismo, y en Madrid conocía la zona de la Hoya Encavera.

Tenía 32 años en junio del año pasado cuando me acerqué a la Hoya Encavera con la intención de comprobar por mí mismo si realmente era una pasada estar dentro del agua. El primer día no había nadie y me hizo desistir por si acaso no era el sitio adecuado. El segundo sí había nudistas, pero estaba bastante cortado y no quería que me confundieran con un mirón, así que terminé marchándome, pero al tercer intento por fin me decidí. Había gente desnuda pululando por allí, a su aire. Recuerdo que la primera vez estaba muy excitado y viendo que no se pasaba y que me iba a dar una insolación si seguía allí, me fui al agua a darme un chapuzón. El placer que sentí dentro del agua fluyendo por todas las partes de mi cuerpo y en plena naturaleza fue una pasada, y vaya que si repetí. La segunda vez también estaba algo excitado, pero según se repite termina pasando y estás como si nada, y al fin y al cabo ¿no es algo natural?. Bueno, ahora me queda pendiente unos largos en alguna playa nudista.

Quien tenga dudas, que se anime y a disfrutar. Es increíble, algo tan sencillo y lo contento que vuelves a casa.

Un saludo a todo el mundo.


Ver más anécdotas


e-mail Envía tus anécdotas y también las incluiremos

Ir a la página de inicio