Lugares de Interior: Río Duero


Autor: José
Fecha: Enero, 2010


Río Duero El lugar de tradición nudista más cercano a Soria capital está entre los parajes de Peñamala y El Arenalejo, poco después del cauce del arroyo de Malaquebrada. Podemos hacer todo el camino andando (se tarda cerca de media hora por el Camino del Polvorín) o acercarnos en coche.

El Camino del Polvorín es la prolongación de las calles Clemente Sáez Ridruejo y de la moderna Calle del Polvorín, que discurre paralela a la fachada principal del Hospital "Virgen de Mirón". Al principio del camino propiamente dicho está el Tanatorio Municipal. Seguimos el camino hasta las cuatro casetas de cemento y ladrillo, ignoramos el desvío a la derecha y buscamos un descenso a la izquierda. Una pendiente de cierto desnivel nos lleva al paraje de Peñamala, junto al puente de la variante sobre el Río Duero, puente que deberemos atravesar por debajo por un sendero que bordea el río a mano izquierda -según miramos hacia su nacimiento- y que lleva hasta la localidad de Garray. A unos diez minutos del puente nos encontramos con una pequeña alameda en la que hay un suave descenso de tierra hasta la orilla. Atención a la rama que hay a mano izquierda: debajo del agua hay otra.

Si queremos acercarnos en coche debemos tomar la variante en dirección a Zaragoza y buscar un desvío con un camino a la derecha que hay justo antes de llegar al puente de Peñamala. Allí podemos aparcar y proseguir el camino andando por el sendero antes indicado.

El Ministerio del Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Soria han construido hace poco varios caminos peatonales en torno al Duero: uno de ellos lleva desde el barrio de San Pedro -desde el puente medieval sobre el Duero en Soria- hasta esta última zona de baño bordeando la orilla derecha del río (la izquierda, según subimos). Este camino es algo más corto y mucho más agradable que el que había que seguir antes, pero está dificultando bastante la práctica del nudismo en los aledaños de Soria capital porque tiene muchos más usuarios que el anterior y discurre más cerca de la orilla. La privacidad de los nudistas es mucho menor tanto en la zona anteriormente indicada como en la antigua presa del Pereginal, lugar en el que se podía tomar el sol desnudo con toda tranquilidad y que ahora está rodeado por dos caminos bastante frecuentados y por el nuevo puente peatonal que los une.


e-mail Envía tus comentarios sobre lugares de interior,...

Ir a la página de inicio