Anécdotas


Acción policial contra el nudismo

Julián (8/11/2008)

Buenas tardes amigos nudistas. Ya tengo una nueva experiencia para contaros:

Estoy haciendo habitualmente nudismo en mi playa capitalina "Las Canteras". Pero hoy concretamente ha acudido la policía para obligarme a vestirme.

Hago nudismo casi todos los días en esta playa sin más problema que algún comentario o rebuzno de algún intolerante, y seguiré haciendolo.

Pero hoy concretamente han acudido dos patrullas de la Policía Local de Las Palmas para pedirme que me vista.

Los argumentos de los agentes para exigirme que me vista han sido:

  1. La denuncia de alguna persona que presuntamente afirmaba que es un atentado a la moral de sus hijos.
  2. La Resolución que prohibe el nudismo en la ciudad de Las Palmas. (Esa Resolución no ha sido derogada aún aunque tampoco se ha traducido en bandos. Tampoco se ha contestado aún el Recurso de Reposición que interpuso la "FEN" y "Los Verdes". No me consta tampoco que se haya interpuesto Recurso Contencioso contra esa Resolución INCONSTITUCIOLNAL).
  3. Evitar que alguien me agreda. (Los agentes creen que el bañador es una armadura contra las agresiones).

No hice caso a la orden de vestirme pero sí a la orden de acompañarles a las dependencias policiales, tal y como se recomienda en los trípticos de legalidad.

Antes de meterme en el coche-patrulla les advertí que tendrían que detenerme y abrir diligencias. Entonces me dijeron que lo que iban a hacer es llevarme a mi domicilio para comprobar que era realmente mi domicilio. Este supuesto no está previsto en el tríptico así que accedí y tan solo me llevaron a mi domicilio. Me prometieron hacer un informe y abrir diligencias. Tengo el número del oficial que estaba al mando y trataré de conseguir una copia de esas diligencias.

Lo más lamentable es que todo pareció una detención a los ojos de los bañistas y viandantes.

También es lamentable que el amigo que me acompañaba ya no volverá a venir a esta playa conmigo si no llevo bañador.

Hace ya tiempo que mi mujer dejó de acompañarme a esta playa por esta misma razón.

Aprovecho para lanzar las siguientes dudas a los entendidos en leyes y normativas:

  1. ¿Me puedo negar a vestirme habiendo una Resolución que prohibe el nudismo en esta ciudad ?. Hay que tener en cuenta que aún no ha sido derogada por inconstitucional, pero tampoco se ha desarrollado en bandos.
  2. ¿Sería "Detención Ilegal" por desobediencia, el negarme a vestir, teniendo en cuenta que la dichosa resolución no ha sido derogada aún?
  3. ¿Podría haberme negado a acompañarles a mi domicilio para comprobar que esta dirección de mi DNI es correcta?.

Salu2 desnu2, lo+natural. Julian.


Respuesta de Ion (17/01/2009)

Soy policia, y soy nudista.

Un Ayuntamiento puede resolver lo que quiera, que mientras no lo desarrolle (conducta prohibida, lugares de aplicación, cuantía de sanciones, ...) no es aplicable, por no hablar de la NO COMPETENCIA de un Ayuntamiento para regular el atuendo en playas.

En efecto, sería una detención ilegal, ya que para para poder detenerte por Desobediencia a Agentes, la orden dada tendría que ser legal, y que te vistas no es una orden que los policías podamos dar. Si un agente te dice que te comas un bocadillo, y no lo haces, es una orden ilegal, así que no procedería la detención. Es el mismo supuesto.

Por supuesto que podrías haberte negado, ya que la Ley de Seguridad Ciudadana (1/92 de 21 De Febrero), la famosa "Ley Corcuera" estipula que mediante DNI ya estás identificado. ¿O es que si te saltas un semáforo, luego te levan a tu casa para ver si vives realmente ahí? También es el mismo supuesto.

Por último, y MUY IMPORTANTE, siempre que no haya conducta libidinosa (sexual) frente a menores o incapaces, NO HAY DELITO NI FALTA. Hay numerosas sentencias (aunque aún no sean jurisprudencia, por no haberlas dictado el Tribunal Supremo) que absuelven del Presunto Delito de Exhibicionismo a la práctica del Nudismo. Es más, y voy a poner un ejemplo que no viene al caso, aunque practicaramos sexo a las 3 de la tarde en medio de nuestras ciudades, si no hubiera menores o incapaces, no habría ni delito ni falta, y no cabría la detención.

Después de todo este tostón, un saludo y espero haber echado una manita.


¡Yo he sido un mirón!

José Andrés (18/01/2009)

Nunca pensé que iba a decirlo tan abiertamente, pero es que las palabras de Iñaqui parece que me hubieran descrito:

He sido un mirón durante tres veranos. Me acercaba a una playa nudista cercana al lugar donde veraneaba y, unas veces medio agazapado entre la vegetación -como disimulando-, y otras veces paseando "distraído" por la orilla, trataba de saciar mi curiosidad... Una curiosidad cargada de envidia, pues en el fondo no hacía sino palpar la normalidad de un ambiente que solo en mi cabeza era morboso.

En alguna ocasión, me quitaba el bañador y me tumbaba (siempre boca abajo -jejeje-) para continuar mirando. En una de esas llegó un hombre mayor, se puso como a dos metros de mí, se desnudo, y se dirigió a mí con toda normalidad a charlar... Viendo que la charla se alargaba, empecé a sentir más vergüenza (e incomodidad) de estar así tumbado para dialogar que de estar desnudo, y me senté. El hombre (Vicente, un saludo si me lees) era encantador, de esas personas con las que es fácil que se te pase el tiempo sin darte cuenta. Llegué a olvidar -os lo aseguro- que estaba desnudo, y perdí la curiosidad por el entorno. Llegó un momento en que se levantó para ir a bañarse, y soltó un "¿no vienes?" que me hizo volver a la realidad. Me disculpé diciendo que me iba ya y que quería seguir seco, pero quedamos para el día siguiente. Volví al día siguiente, decidido a no usar el bañador ni comportarme de forma antinatural... ¡todo un éxito!

Lo único que me faltaba era palpar la normalidad y naturalidad de lo que había imaginado antinatural y morboso. Lo único que me faltaba era un Vicente o un Iñaqui que me vieran con la misma normalidad con que nos vemos entre los nudistas y me lo hicieran experimentar.

Nunca después he vuelto a usar el bañador para estar en la playa.

Gracias, Vicente. Y en nombre de otros: gracias, Iñaqui.


Conocer contactos de los foros

Txabi (27/01/2009)

En primer lugar decir que pertenecemos al ilustre colectivo de "furgoneteros", es decir, nuestras vacaciones suceden a bordo de nuestra California completamente equipada. Por esta afición conocimos a una pareja cántabra con quien hubo buena sintonía desde el primer momento.

El caso es que en uno de sus viajes compartimos cena un par de días pues se encontraban de turismo en nuestra ciudad, habíamos contactado por medio de un Foro y les indicamos algunos lugares donde pernoctar sin problemas.

Llegó el verano y quisieron que nos acercáramos a Cantabria a pasar algún día con ellos. Coincidíamos también en nuestra común afición por el mar. Se acercaba la fecha del viaje y hablábamos de que nos llevarían a su playa favorita, Sonabia. Yo me interesé por esa playa y descubrí con gran alegría que es nudista. ¡Bien!.

El caso es que unos días antes de marchar, nuestra amiga me escribe un correo en el que me dice que hay un detalle que no hemos comentado. Ellos son naturistas, pero que si hay que ir "tapaditos" a otras playas, pues que no hay problema por su parte. Estuve a punto de tomarle el pelo, diciéndole que me parecía un poco vergonzosa su actitud, jajajaja, pero no pude, así que le dije que por nosotros encantados, que no concebíamos la playa con bañador.

Su respuesta no se hizo esperar, un grito de júbilo encabezaba su mensaje, a la par que nos decía que entre sus amigos no contaban con ningún otro nudista, y que estaban felices.

Ni que decir tiene que en los días que estuvimos con ellos y el tiempo lo permitió, no salimos de Sonabia. Ahora también es nuestro rincón favorito.


Ver más anécdotas


e-mail Envía tus anécdotas y también las incluiremos

Ir a la página de inicio