Anécdotas


Vacaciones nudistas en las "textiles" del Puerto de Santa María (Cádiz)

Julián (22/07/2008)

Hola de nuevo amigos nudistas. Vuelvo a la carga contando mis ultimas batallitas.

Continuo disfrutando de las bonitas playas del Puerto de Santa María y sin estrenar bañador. Por lo que parece, la policia local se ha ilustrado y ya no me incordia, sino todo lo contrario. Lo mejor fue lo que pasó este domingo, jejeje....

El domingo fui con mi mujer, mi hijo y dos amigos a la playa de "Vista Hermosa". La playa estaba a tope y fue muy difícil encontar un hueco. Finalmente el hueco lo encontramos junto a los socorristas. Estábamos rodeados de muchos bañistas a pocos centímetros pero casi nadie en topless,... y por supuesto nadie desnudo !!!. A pesar de la multitud, se respiraba un ambiente muy tranquilo. Me daba la sensación de que todos eran muy conservadores pero muy educados al mismo tiempo.

Coloqué la sombrilla, me desnudé, desnudé a mi bebé y le puse protector solar. Yo jugaba con el bebé, me tumbaba a tomar el sol bocabajo y bocarriba, me metía en el agua una y otra vez y hablaba con mi mujer y amigos que no se desnudaron. Yo me comportaba con absoluta normalidad como uno más en la playa. Solo vi alguna mirada de sorpresa pero lo disimulaban muy bien. Daba la sensación de que a nadie le importaba que yo estuviera desnudo. Nadie se apartó de nosotros, e incluso otras familias se colocaban en los pequeños huecos cercanos que quedaban. Incluso yo mismo me olvidé de que estaba desnudo en medio de centenares de textiles. Pero...

Julian con su hijo en la playa de Valdelagrana

Una de las veces que salí del agua fui interceptado por un socorrista que me pidió que me vistiera o que llamaría a la policía y que me podían poner una multa de 1000 a 1500 € por exhibicionismo. Le dije que eso es falso y que si quería podía llamar a la policía. Yo continué disfrutando de la playa con normalidad y en medio de gente que se comportaba también con normalidad. Los niños casi se tropezaban con mi toalla sin percatarse de que yo estaba desnudo.

Apareció la policía, pero no se acercaron a mí, Se quedaron hablando con los socorristas y con un hombre "vestido" que parecía un poco alterado. Por los gestos, me daba la sensación de que ese hombre pedía a la policía que me detuvieran. Pero también me daba la sensación de que los agentes informaban a los socorristas y a ese hombre de que yo no estaba haciendo nada ilegal y que por tanto no podían hacer nada.

Finalmente los agentes se marcharon sin haberse dirigido a mí para nada. Todo continuó con normalidad.

Me supongo que a partir del primer incidente del día sin bañador, se pusieron las pilas y se empaparon de legalidad ya que estuvieron a punto de meter la pata cometiendo una detención ilegal.

También me supongo que el ambiente de tranquilidad y normalidad que se respiraba en la playa les dejaba sin argumentos para intervenir.

Lo positivo: Los socorristas no se acostaron el domingo sin aprender algo nuevo; "EL NUDISMO ES LEGAL EN TODAS LAS PLAYAS ESPAÑOLAS" y los agentes de la Policía Local del Puerto de Santa María lo saben y hacen cumplir.

Lo negativo: Un socorrista se tuvo que comer con papas la amonestación que me lanzó y un hombre alterado tuvo que ser apaciguado por los agentes de policía.

Salu2 desnu2, lo+natural. Julián.
http://nudistas.blogia.com


Nudismo Agridulce

Ángel (15/09/2008)

Este fin de semana, como buen aficionado a las playas, me he ido a las de Cádiz, exactamente a las calas de Roche (¡qué preciosidad!). La verdad es que no tenía intención de quitarme el bañador, ya que solo hago nudismo cuando no hay mucha gente, ya que aunque disfruto del nudismo, soy una persona bastante tímida y no siempre lo hago. La cuestión es que este fin de semana me decidí en una calita y, aunque había varias personas más, no me importó ya que también estaban desnudas. Pude disfrutar del sol en todo mi cuerpo, el agua sin ataduras, etc.

El problema es la gente con poco respeto y, por qué no decirlo, CERDA, que se dedicaban a mirar desde arriba como si fuesemos animales de feria y encima los veías masturbarse mirándote como si estuvieras exhibiéndote para ellos. La verdad, no llamé a la policía por que sería inútil, ya que es un lugar público y no pueden hacer nada. Pero la próxima vez quizás suba y les haga una visitia muy poco cortesana.


Juntos en armonía

Marina (18/10/2008)

Este verano nos pasó algo que creo que es digno de poner aquí como ejemplo de lo que debiera ser una convivencia normal.

Fuimos de vacaciones a Fuerteventura, mi marido y mis dos hijos, de 7 y 3 años. Allí, en la piscina del hotel coincidimos un par de veces con otra pareja que tenía un chico de la edad del mío y los dos trabaron cierta amistad, y nosotros con los padres también.

Una mañana que fuimos a la playa nos desnudamos los cuatro, como solemos hacer, y al cabo de un rato aparecieron los tres. Nos saludamos y mi marido les propuso que se quedaran con nosotros y ellos, sobre todo a la vista del entusiasmo de los dos chicos, aceptaron. Así pasamos la mañana, nosotros desnudos y ellos con su bañador.

Lo pasamos tan bien, que el resto de su estancia en la isla, nosotros volvimos unos días más tarde, quedamos para ir juntos a la playa, repitiéndose el mismo escenario. Aunque ella terminó haciendo topless y su hijo, al fin y al cabo los niños son más naturales y espontáneos, desnudito, imitándonos a nosotros.

En ningún momento nadie hizo el menor comentario sobre nuestra desnudez, ni nosotros les animamos a probar ni nada por el estilo. No voy a negar que un primer momento me sentí un poco rara, desnuda con ellos sin saber como reaccionarían, pero estoy encantada de haberlo hecho y creo que es un claro ejemplo de cómo es posible compartir el mismo espacio, desnudos o con bañador, sin que nadie se sienta molesto.


Ver más anécdotas


e-mail Envía tus anécdotas y también las incluiremos

Ir a la página de inicio