Anécdotas de "La primera vez"

Jorge (16/07/2016)

Tengo 35 años y si os digo la verdad, sólo he practicado el nudismo tres veces (y esas tres veces fueron hace muy poco).

La verdad es que siempre me ha atraído la idea de hacer nudismo. En Cádiz, de donde soy, es muy típico que se practique, pero nunca me había animado. Sí, soy (o era), un gordito lleno de complejos al que le avergonzaba incluso hacer las cosas solo). Pero un día, en el que me animé a ir a una de las fantásticas calas de Roche, me envalentoné y me quité el bañador. ¡Zasca! Cuando me quise dar cuenta, yo, el que nunca se había quitado ni la camiseta delante de cualquiera, me había despojado del bañador y para mi sorpresa, nadie miraba.

Años de prejuicios, de vergüenzas, de querer y no poder, y todo se había esfumado en un momento. Nadie te mira. Nadie se preocupa de cómo eres. Bueno, esto es un poco mentira. Si me miraron. Si mal no recuerdo, en la cala había tanto hombres como mujeres desnudos. Jóvenes y viejos. Guapos y feos. Pero una pareja de nudistas si me miraba, sobre todo ella. Fue una mirada casi esquiva, sin importancia, pero a mí se me clavó y la recordaré hasta que me quede sin memoria. ¿Por qué?, diréis. Pues muy fácil. No se si los demás se dieron cuenta, pero esta pareja en particular se percató desde que llegué que era mi primera vez, y la mirada y, sobre todo su sonrisa de aprobación fue, quizás, lo mejor del día.

Podría describir el placer que sentí al tomar el sol completamente desnudo. O la sensación tan placentera que tuve al bañarme sin un bañador, tal como había imaginado durante tanto tiempo. Pero lo único que puedo aportar de esa experiencia es que repetí, y no sólo una vez, sino otra, (y las que sé que volveré a repetir).

Sé que no siempre será esta mi opción, (los traumas de uno en uno), pero si me dais a elegir, esta es mi opción entre todas.

Podría animaros a todos a hacer nudismo, pero sé, por propia experiencia, que al principio no es nada fácil. Eso sí, lo único que garantizo es que si alguna vez sois tan valientes de hacerlo, repetiréis. Yo me he vuelto un adicto. Y con un poco de suerte, mañana nos cruzaremos. Y si sois primerizos como alguna vez lo fuimos los demás, os garantizo que, si os miro, será para, con respeto y aprobación, regalaros mi mayor sonrisa como hicieron conmigo.


Manuel (27/07/2016)

Me llamo Manuel y hoy ha sido la primera vez que he practicado nudismo en la playa.

Ha sido concretamente en la Playa de Levante, en la costa gaditana.

Esta playa, apartada del núcleo urbano y prácticamente salvaje, siempre ha tenido fama de ser nudista, pero somos muy pocas personas las que nos animamos a practicarlo.

De hecho, me he tenido que andar casi cuatro kilómetros para encontrar un sitio tranquilo donde poder extender la toalla y desnudarme.

Son muchas las personas que la recorren a lo largo, pero con traje de baño, lo que incomoda de alguna manera a los que queremos practicar el nudismo.

De todas formas, una vez que me desnudé, me tendí en la toalla y no me incomodó para nada que la gente siguiera paseando por delante mía con su bañador. Me sentía libre.

A pocos metros de mí, otro joven también decidió hacer lo mismo.

Lo único que me quedaba era darme un baño como mi madre me trajo al mundo.

La experiencia fue maravillosa. Sentir el agua tan natural, sin la incomodidad de la ropa, ha sido genial. Tanto, que han sido dos los baños que me he dado. Luego, tendido en la toalla nuevamente, a esperar a que la brisa marina me secara.

Lo malo, el tener que volver a vestirme para irme a casa.

Ahora a por la próxima vez, tan pronto tenga ocasión. Y serán muchas más.

Lo recomiendo a todos y todas. Ánimo. La experiencia no se puede explicar con palabras.


Pablo (11/09/2016)

Este año ha sido mi primera experiencia nudista en la playa de Vera. La verdad es que me costó muy poco despojarme del bañador, la sensación de tomar el sol, bañarme y pasear desnudo ha sido inmejorable, ¡qué sensación de libertad!, respeto por parte de todas las personas, desnudas o vestidas.

Esperando repetir la experiencia lo antes posible os animo a todos a probarlo.


Share

Ver más anécdotas


e-mail Envía tus anécdotas y también las incluiremos

Ir a la página de inicio