VeraNatura: Comentarios


Jesús y Pablo (25/08/2003)

Hola a tod@s queremos contaros nuestra primera experiencia en un recinto naturista. Somos una pareja formada por dos chicos y practicamos el naturismo desde hace 6 años pero siempre en la playa, nunca habíamos ido a un recinto naturista, después de mirar el lugar a donde ir para pasar unos días de relax, optamos por ir a los apartamentos Vera Natura en Vera (Almería). Os relataremos como lo hemos pasado y como es el lugar en concreto.

- Nada más llegar a Vera nos costó un poco encontrarlos, ya que no están señalizados para nada, pero si os guiáis por la señalización del hotel-apartamentos México, lo encontraréis con facilidad. Están un poco mas adelante del parque acuático de Vera.

- Nuestra primera impresión nada más llegar, fue genial, el personal de recepción un encanto y el recinto grandísimo.

- Nos alojamos en un apartamento que constaba de lo siguiente: Salón con sofá cama, televisión, cocina americana con vitro-cerámica, frigorífico grande, un dormitorio de matrimonio, cuarto de baño con bañera redonda y terraza equipada con mesa y sillas.

- El recinto consta de piscina lago con puente, piscina climatizada pero con mucho cloro, piscina para niños, jacuzzi, zonas verdes con tumbonas, supermercado a la entrada del recinto (al lado de recepción), restaurante y bar en la playa. También tiene gimnasio, pero está cerrado.

- El ambiente es genial, todo el mundo es maravilloso, nadie te mira raro, hay respeto, etc. Había muchos matrimonios con hij@s, personas mayores, parejas jóvenes, grupo de amig@s. Jamás en la vida nos habíamos dado un beso mi novio y yo en una piscina pública sin que nadie nos mirara ni nos señalaran por ser dos hombres.

En definitiva que volveremos años tras años, para disfrutar de unos días de vacaciones, aunque la verdad que te entra gana de quedarte a vivir allí para siempre.

Un saludo a todos y todas.


Manuel (5/06/2001)

VeraNatura: En Almería, Vera. Urbanización peatonal, el coche puede dejarse en el exterior, sin cargo, o en el interior, previo pago y no resulta barato (1.000 pts noche). La urbanización es peatonal, y más o menos aislada del exterior, y digo más o menos ya que en algunhas zonas los setos no llegan a cubrir el perímetro ni mucho menos. En todo caso, y dado que está situada en un entorno naturista no importa demasiado. Yo mismo he salido sin ropa al exterior, a sacar la basura, y no hay problema. El persoal de recepción y del complejo en general es amable y considerado, ninguna queja al respecto. No existe (por lo menos en Semana Santa de 2001) ningún monitor de animación, ni para adultos ni infantil. Tienen tres piscinas, una infantil, una interior, cubierta y climatizada, y una enooooorme, exterior, preciosa. La climatizada es un buen recurso para los días en que el sol no calienta con fuerza, pero creo que deberían revisar la cloración y el PH del auga, ya que tanto la piel como los ojos se irritaban con facilidad. Existe una cafetería restaurante en el interior, que sólo abrió de jueves a domingo de Semana Santa, y un gran chiringuito frente a la playa, ese sí abierto todos los días, en el que solo atienden a la gente que va sin ropa. La playa de Vera está bien, es amplia pero hay bastante viento. El ambiente es plenamente naturista ya que además de VeraNatura existen otros complejos similares (Natsun, Hotel Vera Playa, camping, etc). Los apartamentos están muy bien equipados, son amplios y nuevos, los baños resultan espaciosos con una bañera circular de metro y medio de diámetro. Los jardines estarán preciosos dentro de unos años, pero por ahora se nota bastante que son recientes, y muchas plantas todavía no tuviron tiempo de crecer. A disposición de los clientes, y previo pago, existe un pequeñísimo gimnasio, así como bañera de agua salada, baño turco y jacuzzi, una buena alternativa para los días frescos. También hay un pequeño supermercado, pero hay que salir de la urbanización para acceder a él, de modo que aunque no fuera preciso hacerlo hacerlo, todo el mundo acudía vestido a hacer la compra. El ambiente es naturista, sin embargo, sobre todo por parte de algunos españoles, lo de andar desnudo se reducía a los alredores de la piscina. No acabo de comprender el por qué de pareos por parte de ellas o de toallas poncho por parte de ellos para circular por una urbanización donde precisamente se puede prescindir de la ropa; en fin, quizás sea debido a que los europeos y también los del norte del Estado somos más tolerantes con el frío. El vecindario, en Semana Santa, era mixto, extranjeros y nacionales y había bastantes parejas con niños, de modo que resultaba animado. El coche es imprescindible para moverse por los alredores, tanto Garrucha como Mojácar e incluso la misma Vera están relativamente lejos para desplazamientos a pié.


Más información Web del lugar: http://www.veranatura.com/
e-mail Envía tus comentarios sobre los alojamientos, opiniones,...

Ir a la página de inicio