Hotel Vera Playa Club: Comentarios


Carlos y Marta (16/08/2009)

Somos una pareja joven con dos niños de 3 y 1 año. Practicamos nudismo desde hace años, pero hasta ahora solo habíamos practicado nudismo en las playas que visitamos. Pero este año, nos hemos animado a pasar nuestras vacaciones en un hotel totalmente nudista en Vera.

Así que hemos pasado una semana este mes de agosto en el único hotel nudista que hay en España, con los peques. Hemos querido escribir esto por si puede servir de ayuda a aquell@s que estén indecisos si ir a un hotel así (a mí me habría gustado disponer de ella).

Bueno nuestra experiencia ha sido tremendamente positiva. El ambiente exquisito y 100% nudista. Choca llegar el primer día y ver gente desnuda en la recepción, pero enseguida cambias el chip. Las normas son fáciles: obligatorio desnudo en la piscina hasta las 20:00 horas y opcional en el hotel. Obligatorio también en el restaurante, no así en cafetería. Prohibida desnudez desde las 20:00 en todas las áreas.

El ambiente que hemos encontrado en agosto ha sido de muchas familias, sobre todo españolas, y parejas extranjeras (principalmente alemanes). Por tanto el ambiente muy relajado, nada de ruidos ensordecedores. Conocimos el primer día a dos parejas jóvenes también con niños, y nos resultó divertido poder estar los seis en la piscina hablando desnudos sin ningún problema ni miradas, ni nada raro, solo naturalidad. Es la primera vez que estaba desnudo compartiendo con otra gente, y me gustó.

Los niños encantados de poder ir desnudos y nosotros también. Nos gustó poder salir de la habitación ya desnudos para ir a la piscina o playa, da una terrible libertad y a los dos días, ni te das cuentas de que vas desnudo por el hotel. Se agradece que l@s animadores del hotel también hagan las actividades desnud@s con lo cual te mete más en el ambiente, y además son estupend@s y encantadores.

Bueno la conclusión es que vamos a repetir el año que viene. Un dato es que hay familias que llevan repitiendo más de 10 años!!!! Impresionante, por algo será. Por tanto lo recomendamos decididamente, sobre todo a familias con peques como nosotros porque el ambiente es muy sano. Esperamos que os sirva a todos.

Saludos desnudos!!


Xouba <·))))))< (20/04/2004)

Te puedo contar algo sobre el Hotel de Vera Playa ya que las vacaciones de algún año las pasé allí, y ya tengo hecha la reserva para este año.

¿Corresponde el numero de estrellas con la calidad del hotel?

Sí. Está muy bien, y me he recorrido hoteles con estrellas y estrellados, pero este tiene bien adjudicadas las 4 estrellas; ni le pondría ni le sacaría ninguna.

¿Qué tal es la playa?

El playazo de Vera es todo un referente en el naturismo español y europeo, dependiendo de la época del año un poco ventosa, no es de arena fina como las de Fuerteventura (o las gallegas) sino que es de arena oscura y en algunos tramos de la playa casi son guijarros pero no llegan a impedir el paseo. Sobre la polémica con el Muro que levantó el ayuntamiento hace un par de años, ni caso... bueno sí, hazle caso, llévales la contraria y paséate por TODA la playa.

¿Qué tipo de gente frecuenta el hotel?

Gente desnuda ;-)

Hombre, como buen gallego debo responder que: depende. En una ocasión estuve fuera de temporada (principios de junio) y me encontré con mucho guiri entradito en años, y solo una familia española con hijos todos encantadores... estábamos condenados a entendernos pues éramos los únicos 'nacionales'. Luego cuando he vuelto en Septiembre ya me he encontrado más Españoles, parejas, familias, grupos de amigos,... en fin, toda la "fauna" que habita en los hoteles :-)

Según me han comentado en verano (Julio-Agosto-Septiembre) todo 'nacional'... fuera de esas fechas jubilata europeo, (con todos mis respetos a los 'jubilatas') :-)

¿Española, extranjera..? ¿Qué edad es la de la gente que lo frecuenta?

Ta claro que gente de 18 años no te vas a encontrar a no ser que vaya con sus papis. Establezcamos la edad mínima en 27 años. Sobre españoles o extranjeros ya te he contado antes.

Un saludo.


Pedro e Isabel (16/05/2003)

Este hotel pertenece a la cadena Playa Senator, caracterizada por ofrecer servicios de calidad en hoteles de costa, casi todos ellos en la costa de Andalucía y Canarias aunque también tiene uno en el mismo Madrid, el Senator Gran Vía y en Barcelona, el Senator Barcelona. Por los catálogos que te entregan en el mismo hotel, puedes comprobar que todos ellos guardan una estética común con un estilo propio mezcla de mediterraneo y caribeño.

Bueno, nos centraremos en el Vera Playa que es el que nos interesa. La ubicación es conocida por todos, en la playa de Vera, limitando estrechamente con el Camping Almanzora a su derecha (mirando desde el mar) y una urbanización naturista a su izquierda. Es de categoria **** oro, que debe ser algo así como lo anterior de las *****, y eso se nota en diferentes detalles que os iremos explicando.

En esta ocasión tuvimos la suerte de que fué Fernando (Indalo) el que nos reservó la habitación, pues él ya se encontraba en el hotel con otros amigos de Bilbao y a nuestra llegada estaba todo hecho. Por cierto la habitación era de las que tienen acceso directo a la zona de piscina y palmeras desde una terracita privada y como todas, estaba orientada para recibir el sol practicamente todo el día.

A la entrada, lo primero que sorprende es el gran recibidor-recepción, iluminado por luz natural, tamizada por un techo traslúcido de color blanco. Desde alli se observan los ascensores trasparentes a las plantas superiores, un gran espacio para la práctica de actividadees comunes, los accesos a los diferentes salones, cafetería, discoteca, y la salida a la gran terraza con la piscina y las palmeras, y la recepción del hotel. Una gran palmera natural que llega hasta el techo, decora uno de los rincones y varias fuentes hacen las delicias de nuestros oídos con el suave discurrir del agua que acompañan a multitud de plantas que dan un colorido y sensación de naturalidad muy agradable.

Todo el hotel esta decorado a la manera andaluza, con utilización de cerámicas y materiales de la zona. Las habitaciones siguen el mismo patrón y en ellas no existen muebles de madera sino que todo está hecho de obra y revestido con azulejo pintado a mano formando hermosos paisajes y dibujos florales.

En todas las habitaciones hay climatización individual y ventilador de techo, con lo cual en verano, aquellos que no les guste el frío artificial, pueden estar fresquitos con la suave brisa del ventilador. Como concesión a la ecología la puerta de acceso a las terrazas y balcones dispone de un micro-interruptor que corta el funcionamiento de la climatización al momento de abrirse, con lo que se ahorra el consumo de energia innecesario.

La piscina exterior es enorme y con formas suaves. Tiene varias isletas de roca y unos elegantes surtidores en el centro. Dispone de rampa para el acceso y de varias escaleras. El agua estaba helada, (por las fechas claro), pero si tenías el valor de afrontar el primer tiritón, al cabo de unos minutos te encontrabas como en el caribe, disfrutando de un agua totalmente trasparente que iluminada por los rayos del sol producia efectos sorprendentes.

Para los menos valientes está la piscina cubierta y climatizada, de medianas dimensiones y toda ella rodeada de tumbonas para relajarse leyendo o durmiendo la siesta. Desde esta piscina, con paredes acristaladas, puedes observar el Mediterraneo, que al estar tan próximo, da la sensación de ser una continuación de sus tibias aguas. Además, y ya para los mas frioleros, junto a la piscina exterior se puede disfrutar del yacuzi, con temperatura del agua a 38º. La sensación es la misma que el llegar a casa en invierno y sentir el abrazo de tu pareja que duerme, arropada y caliente desde hace tiempo, pero en toda la piel a medida que te introduces en el agua.

La atención que dispensa el personal es impecable y en todo momento están a tu servicio. Tampoco hay que olvidar el grupo de animadores, Pedro el jefe, Verónica y Oscar de Badalona, que se esfuerzan diariamente organizando actividades en el exterior, en las piscinas y en la playa y por las noches en la zona de recepción.

Es el hotel ideal para pasar unos días en familia, pues los niños menores de 15 años no pagan absolutamente nada, ni la comida y el segundo niño solo la mitad. En el mes de Agosto, según nos ha explicado Fernando casi todo son familias españolas pues a los extranjeros les sale un poco caro y el resto del año predominan los extranjeros que saben apreciar las bonanzas del clima del sur del Mediterraneo en cualquier época del año.

Bueno y ahora pasemos a lo que hace que este hotel sea “diferente”. Como todos sabeis su calidad de naturista hace que el perfil de las personas que te encuentres en él sea distinto al habitual en otros hoteles de esta categoría.

No obstante más que naturista nos atrevemos a calificarlo de “nudista light” y os lo explicaremos: dentro de las normas del hotel es obligado ir vestido al restaurante, por la mañana y al medio día con cualquier prenda y por la noche recomendado el pantalón largo. Tampoco esta permitido el desnudo a partir de las 20 horas en ninguna zona común del hotel. Por supuesto que las zonas de piscinas son integramente nudistas, pero al momento de moverse por el interior del hotel en zonas comunes como pueden ser los accesos a las habitaciones, las cafeterías y salones o la misma recepción, hemos notado un algo extraño. Multitud de clientes al llegar a estas zonas se cubren con las grandes toallas de playa que te entregan a la llegada y que puedes cambiar tantas veces como quieras con solo pedirlo, o se ponen pareos o pantaloncitos y esto hace que solo los más atrevidos nos aventuremos en el disfrute de la desnudez sin importarnos el dónde o el con quién. Por la noche la cosa se hace mas pintoresca y graciosa pues todo el mundo se viste “de Domingo” o “de noche” para ir a la cena y entonces ves modelitos de todos los colores y formas. En esto son especialistas los extranjeros, que lucen moreno eritematoso marcando formas con tops y pantalones ajustados o falda mini al más puro estilo hortera de la Europa central.

También es verdad que acostrumbrados al naturismo salvaje del Fonoll, estas cosas nos chocan un poco, ya que no miramos el reloj para vestirnos o desnudarnos, simplemente vamos desnudos y si tenemos frío nos abrigamos.

En fin, si quereis pasar unos días en plan aquí me las traigan todas, disfrutando del sol y del agua y de los servicios de calidad de un buen hotel, no lo dudéis, lo pasaréis bien y además siempre tenéis la alternativa de los alrededores, con una playa inmensa y nudista, y pueblos que vale la pena visitar, como Mojácar.

Por cierto a todos los federados nos hacen el 10% de descuento y si elegís temporada baja o media sale mas barato que un bungalow de camping, porque además comes por el mismo precio.

Si queréis mas información, desde “Lugares” se accede a la página del hotel donde aparecen precios y otros detalles de interés que no vamos a parar a explicaros ya que este resumen se haría interminable.

Perdonar si nos hemos extendido demasiado.

Abrazos a todos y salud


Arturo (2/07/2002)

En el hotel dicen que se puede estar desnudo hasta las 8 de la tarde, después vestidos en el interior del hotel, y la verdad, entre que te duchas, te vistes para ir a cenar y luego al bar a ver el minidisco y el espectáculo de esa noche, no echas de menos estar desnudo, aunque yo lo hubiera preferido, pero en fin.

En el comedor es obligatorio estar vestido (vale un pareo) y al final lo ves absolutamente lógico, se trata de un buffet libre y claro, la comida está en mostradores, a la altura de los genitales (bueno, eso depende de lo alto que sea uno) y como que me parece un poquito más higiénico ir vestido ;-)

Hay gente que se baja a las 6 de la mañana para reservar las hamacas y las sombrillas que no usarán hasta las 6 de la tarde, algunos ponen toallas, otros revistas y algunos simplemente ponen piedras, y cuando las quitas y te tumbas te miran con muy mala cara e incluso te dicen algo, yo paso de ellos.

En cuanto a españoles, bastantes, gente a partir de 35 años con niños y de todas partes, aunque en especial del país vasco.

Los/as empleados/as del hotel son gente encantadora, realmente encantadora, en serio, Susana, Eli, Chusco, Carmen, etc... muy profesionales y nos hicieron sentirnos muy agusto.

La calidad esta acorde con el precio, es un hotel de 4 estrellas y no le falta ninguna, las habitaciones impecables y muy bonitas, el cuarto de baño con su bañera circular de metro y medio de diametro, aire acondicionado, te dan las toallas de piscina y playa, etc... vamos, que llevas justito la ropa para las noches y para las comidas (esta mucho más informal) y casi nada más.

El buffet que no era variadísimo, pero estaba bien, cava para desayunar (menuda forma de empezar el día), plancha para que te preparen allí mismo carne, pescado y verduritas, o bacon con huevos, un buen surtido de postres (el arroz con leche soberbio), te preparaban allí mismo unas buenas crepes que luego rellenas de lo que quieras, algunas noches había langostinos, el gazpacho un poco aguado, al gusto europeo, muchísimo embutido.

Si va una pareja con niño/a, este, hasta los 15 años NO PAGA NADA, y teniendo en cuenta lo mucho que come mi niña (aun así está delgadísima la puñetera, no como sus padres) la verdad es que sale muy bien de precio.

En temporada baja el precio es muy bueno, a nosotros nos salió unas 18.000 pts diarias, después el precio casi se triplica (uff!!).

Otra cosa, la piscina magnífica! y poco clorada.

Un saludo.


Más información Web del lugar: http://www.playasenator.com/hoteles/veraplaya/
e-mail Envía tus comentarios sobre los alojamientos, opiniones,...

Ir a la página de inicio