Manifestación Ciclonudista 2005 en Madrid

Pequeña crónica enviada desde AANUMA Asociación de Amigos del Nudismo en Madrid http://aanuma.org/ para Coordinadora Ciclonudista http://www.ciclonudista.net/.

La ciudad amanece con un poco de frescor: ayer viernes cayeron unas cuantas gotas de lluvia, que buena falta hacía. Siempre estuvo presente el temor de que este sábado cayera una gran tormenta de verano que pudiera dar al traste con la fiesta que se avecinaba.

Pero no fue así. Ha amanecido fresco y nos hemos levanto temprano, ... algunos más temprano que otros.

A las 10:30 es la cita en Cibeles con los organizadores de CicloNudista. Allí vamos Kika (la presidenta) y David (el secretario); más tarde se irán incorporando el resto de la gente de AANUMA.

A estas horas están Juan Gamba y Javier Lajusticia, a los que conocemos de reuniones previas en Madrid. También hay otros tres "organizadores" que luego nos presentan. Charlamos un ratito y vemos sobre el plano cuál es la mejor alternativa para empezar la fiesta.

Se decide partir de Cibeles e ir a un punto cercano para "cambiarnos de ropa". Al final los planos y mapas enviados el día anterior por el webmaster de Aanuma a los coordinadores pasan al macuto; se pone en marcha la maquinaria de la "organización del sábado".

Ya son las 11:00.

La gente se anima y de diez personas pasamos a un centenar en un abrir y cerrar de ojos. Las escalinatas y la acera del Palacio de Correos en Cibeles empiezan a llenarse de bicicletas y ciclistas. Los más animados ya han llegado con el "traje de paraiso terrenal", o sea, en plan eva y adán.

Llega más gente. Comienzo a ver caras conocidas de las reuniones previas: rostros sin nombre pero compañeros de fiesta, de aventura y ... de reivindicación. Allí estamos todos los que tenemos que estar: los ciclistas, los nudistas, los ecologistas, los verdes, los alternativos, ..., también los ciudadanos de a pie: todos estos compañeros y ciudadanos madrileños que sufrimos, soportamos y amamos nuestra ciudad.

Esta ciudad de Madrid llena de obras, cohes, agujeros, coches, asfalto, coches, ruido, coches, contaminación, coches, ... y yo con estos pelos. Pues no, hoy toca fiesta, además fiesta en bicicleta.

Desnudos y en bicicleta: la mejor manera de convocar, concentrar y difundir nuestro punto de vista como ciudadanos y como ciclistas. Nuestro cuerpo es nuestra carrocería. Nuestra ciudad es inaguantable pero ... es nuestra ciudad. Aquí vivimos, trabajamos, soñamos y disfrutamos. No podemos dejar que todo siga igual.

La bicicleta es una alternativa real, ecológica y solidaria. Es nuestra seña de identidad ante la inmensidad de la urbe. Nuestro cuerpo, desnudo, es nuestra carrocería. No protestamos, sólo reivindicamos justicia en las calles, una ciudad más ordenada y un orden más equilibrado: como ciudadanos, como peatones y como ciclistas.

Ya son las 11:15. Los medios de comunicación hace rato que están aquí. Unas entrevistas con Juan, con Javier, con Eva, ..., por aquí se acerca un periodista despistado y aborda a Kika. Unas palabras sobre nudismo y legalidad. Los ojos como platos: diríase que este periodista jamás ha visto a nadie desnudo, ni tanta gente desnuda al mismo tiempo y en una ciudad.

Seguimos repartiendo trípticos sobre legalidad y nudismo (enlace directo en http://aanuma.org/doc/triptico.pdf). Damos información a todo el que se acerca y también repartimos pegatinas, consejos, sonrisas, muchas sonrisas y un montón de información sobre ciclismo, la convocatoria ciclonudista, nudismo y legalidad actual. Por lo vista ver a alguien con la camiseta oficial de la Asociación impresiona y la gente pregunta sobre todo lo humano y lo divino.

Pues sí. Esto es Madrid, vamos camino de las 11:30, hace una temperatura agradable de 27 grados y ... de repente, un griterío y unos aplausos. Son los béticos; hoy hay fútbol y los béticos de Sevilla y los "rojillos" de Pamplona amenizan la Cibeles con aplausos. Esta tarde noche es su fiesta. Pero ahora es mediodía y ahy otra fiesta, es el momento y la fiesta de los ciclonudistas.

Las 11:30.

Nos vamos lentamente Alcalá hacia arriba. Algunos ya están, estamos desnudos. Otros no. El objetivo es ir a una calle lateral más tranquila para desnudarse cómodamente y sin tanta gente mirando y observando. Llegamos al segundo punto de encuentro y todos comienzan a desnudarse, y a darse crema por el cuerpo. Es posible que hoy pique el sol por el recorrido.

¿Ya estamos todos? No, todavía no. Faltan unos cuantos, los más rezagados pero éstos ya vienen con el "traje de nudista" incorporado. Juan levanta la cabeza, mira a izquierdas y a derechas ... En un momento intuimos que empieza el recorrido "oficial": de Cibeles a la Puerta de Alcalá, volver a Cibeles, dos vueltas a la plaza, un brindis a la diosa, seguir por Alcalá, llegar a Sol, ... Juan pide silencio. Da unas cuantas y precisas instrucciones: esto es una fiesta, esto es un paseo desnudo en bicicleta, no es una carrera, no hay que llegar a ninguna parte, hay que ir todos juntos, se puede estar desnudo en lugares públicos,...

En esos momentos por detrás del pelotón se aproximan dos policías municipales de tráfico. Se interesan por la situación, entonces preguntan por Juan, preguntan por Javier, también charlan con David, hacen unas llamadas por radio y ... ops, de repente, ya tenemos dos ángeles de la guarda. Uno de los motoristas de tráfico va a escoltarnos por un lateral del pelotón, sirviendo de "pantalla" entre el pelotón y el tráfico de la ciudad. El segundo motorista va a cerrar el pelotón: hará las veces de "moto escoba" y no permitirá que ningún coche se acerque a más de diez metros del último ciclista.

Las 11:45. Colocamos los banderines en los mástiles de nuestras bicis. Están las banderas de AANUMA, Los Verdes Europeos, Ecologistas y una bandera negra-morada (?) que no llego a ver sus iniciales. Además un numeroso grupo de ciclistas rotulan en su cuerpo desnudo nuestros habituales mensajes reivindicativos: "menos coches", "carril bici ya", "menos contaminación". En cualquier caso estamos todos los que tenemos que estar.

Los ciclistas nos hemos quitado el maillot habitual y ahora estamos con nuestro cuerpo desnudo. Nuestra mejor y más perfecta máquina para circular por este universo. Para algunos de los compañeros ciclistas ésta es la primera vez que van a estar desnudos en público, van a ser nudistas "no veraniegos", nudistas urbanos por unas horas. El desnudo social es poco habitual en lugares públicos.

Los nudistas nos hemos puesto el casco protector en la cabeza: no estamos habituados a circular en la ciudad, lo solemos hacer en el campo y la montaña. Para muchos de nosotros ésta también es la primera vez que vamos a pasear en bicicleta por la calle de Alcalá y ... por un montón de calles más. Ya os podéis imaginar: "los nervios a flor de piel". La bicicleta es un poco desconocida para nosotros.

Ciclistas y nudistas: ciclonudistas.

Pues ya estamos todos: de los conocidos están Kika, David, Pablo, Fernando, Yué, Naroa y el otro Fernando; también hay nudistas habituales que conocemos de nuestras reuniones, de nuestras jornadas nudistas de piscina y de nuestras excursiones al pantano; y están un buen puñado de amigos ciclistas. En total estamos en esta calle lateral de Alfonso XI unas 180 ó 200 personas. Me llaman al móvil y me comunican que hay despistados en Cibeles dando vueltas en bicicleta porque han llegado tarde.

Pitido.

Empieza la fiesta. Salimos de Alfonso XI y llegamos a Alcalá. La primera ovación oficial de la mañana la recibimos de una peña del Betis: quince béticos dando palmas y vitoreando. Subimos a la Puerta de Alcalá, mírala, hay está.

Giro lateral y bajamos hacia Cibeles. Nuestros ángeles de la guarda nos escoltan. Expectación enorme. Toda la calle para nosotros y llegamos al primer semáforo en rojo. Flashes, sonrisas y aplausos. Caras de asombro entre los viandantes y la gente del Betis aplaudiendo. Más flashes, más aplausos, llegan varios patinadores y se incorporan más ciclistas. ¿De dónde habrán salido tantas cámaras? Epaa... si somos nosotros, los reporteros de la organización. ¡Qué barbaridad! Más aplausos y se pone el semáforo en verde.

Llega el punto crítico. La cabecera del pelotón va a dar la vuelta a la plaza de Cibeles. El resto del pelotón seguimos a la cabecera. De repente se para el tráfico en Madrid. La plaza se colapsa ... pero no somos nosotros. Nosotros sólo estamos dando tres vueltas a la plaza y la ciudad acaba de paralizarse.

Estamos en el carril central de la plaza de Cibeles. Pero la plaza se llena con quince policías de tráfico y deciden darnos prioridad: la policía municipal acaba de detener el tráfico de coches en Alcalá norte, Alcalá sur, Recoletos y Prado. Empiezan los bocinazos pero no son de mala leche: por una vez al año, algunos conductores, la mayoría de los conductores bloqueados en Cibeles tocan el claxon parsimoniosamente, aplaudiendo, con ritmo... como si en el fondo desearan dejar la carrocería y coger el "dos ruedas".

El primer mejor momento de la mañana: dando vueltas por la plaza de Cibeles, parece que somos un millar de nudociclistas los que estamos circulando por este punto emblemático de Madrid.

Después de tres vueltas, el pelotón sube Alcalá hacia la Puerta del Sol.

Es una gozadaaaaaaaaaaaa: estamos en Sol, desnudos y en bicicleta, y la gente aplaude. Buen ambiente, buena temperatura, buenas vibraciones y un sol radiante nos alumbra este mediodía. Seguimos pedaleando. Las calles se hacen más estrechas y el pelotón se alarga. La cabeza del pelotón baja el ritmo del pedaleo y la convocatoria se convierte en una auténtica fiesta.

En un momento dado la policía municipal comunica algo al motorista de tráfico y hay que cambiar el recorrido inicial. No podemos bajar por Carrera de San Jerónimo, la calle del Congreso de Diputados de España. Ahora mismo no controlo si es que hay una de las innumerables obras de la ciudad o si puede haber un problema en la plaza de Neptuno. Un punto de fricción y un pensamiento rápido. En cualquier caso, no importa: la organización ya lleva preparados los recorridos alternativos. El objetivo es llegar a Paseo del Prado y ahí vamos a llegar.

Aminoramos la marcha y cambiamos el rumbo. Las calles de Madrid tienen otra frescura y perspectiva de una bicicleta, y además desnudo. El aire fresco alivia el cuerpo algo sudoroso y aprovechamos para echar un trago del botellín. Hacía tanto tiempo que no montaba en bicicleta por la ciudad, por el centro de la ciudad, por el casco histórico de Madrid, que este trago me sabe a gloria.

En unos minutos vamos a llegar a Prado.

Ya hemos llegado. Bajamos de la bici y nos refrescamos. Juan deja la bicicleta y dirige unas palabras al resto del personal. Da las gracias a los asistentes y lee el manifiesto de la Convocatoria Ciclonudista.

Aquí termina el paseo ... pero no para todos. Unos se visten y vuelven a sus puntos de origen, mientras que otros aprovechamos la coyuntura de la fiesta, y nos vamos a la Puerta de Alcalá. Todavía hay tiempo para unas fotos y para las últimas sonrisas.

Aquí termina esta crónica. Un saludo desde AANUMA.

Estas son fotos cedidas por AANUMA.

V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid
V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid
V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid
V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid V Marcha Ciclonudista en Madrid

Más información Web de AANUMA: http://aanuma.org/
Tríptico de AANUMA sobre nudismo y legalidad: http://aanuma.org/doc/triptico.pdf
Web de la Coordinadora de Colectivos Ciclonudistas de Aragón: http://www.ciclonudista.net/
Web de la Manifestación Ciclonudista a nivel mundial: http://www.worldnakedbikeride.org/spanish/
e-mail ¿Conoces otros eventos? ¿Has participado este evento? Envía tus comentarios, opiniones, fotos, sugerencias,...

Ir a la página de inicio