Anécdotas


Empezando en el mundo del nudismo

Alfonso (15/11/2016)

No ha sido mi primera vez, porque el año pasado durante mis vacaciones hice nudismo, eso sí, en una playa muy pequeña y donde en principio solo había dos o tres parejas, y donde empeoró el tiempo y quedamos mi novia y yo solos, era la primera vez que estábamos desnudos en una playa, pero claro en la soledad no era muy difícil.

Pero desde entonces en casa siempre voy cómodo, menos cuando me riñe mi novia, pero por lo menos dormir, duermo siempre sin nada.

Este verano iba decidido a practicar nudismo otra vez, el año anterior me había encantado y había disfrutado, y la primera vez que visitamos una playa nudista, nos colocamos en un extremo de la playa. Allí se encontraban una pareja y una familia, todos ellos desnudos, pero a la misma vez había mucha gente con bañador y en un principio no fui capaz de quitarme el bañador, pero me daban una envidia nuestros vecinos. Me estuve bañando en varias ocasiones y diciéndole a mi novia que me apetecía mucho quitarme el bañador pero no me atrevía, hasta que llegó el momento de dejar las tonterías que tenía en mi cabeza y me quité el bañador. En un principio estuve bastante cortado pero me fui acostumbrando, hasta tal punto que con el viento que hacía tuve que buscarme las habichuelas para sujetar la sombrilla, y estuve andando para buscar sujeción sin darme cuenta que no tenía el bañador. Estaba muy cómodo y entonces mi novia se fue a dar un paseo, decir que ella no se había quitado el bikini, y cuando volvió me dijo que fuera con ella que había una zona muy bonita, y fue otro momento de vergüenza, pero ella me convenció y estuvimos hablando con los vecinos para que echaran un ojo a nuestras cosas. Fue muy agradable pasear por la playa sin el bañador mojado. Esta playa volvimos a visitarla porque es realmente bonita y muy tranquila, ya sin bañador.

En otra ocasión hicimos un ruta junto a una amiga de mi novia, y el final de la ruta era una playa nudista, pero en esa ocasión con esta chica no fui capaz de quitarme el bañador, pero poco a poco, que acabo de empezar en este mundo y me estoy acostumbrando.


Share

Ver más anécdotas


e-mail Envía tus anécdotas y también las incluiremos

Ir a la página de inicio